Sin miedo. La historia de Rui Vitória

A su padre le gustaba pescar. Un sábado por la tarde, tras hacer un marcaje para la pesca del día siguiente, el coche en el que viajaban sus padres junto a un matrimonio amigo se estrelló. Fallecieron los cuatro. Era septiembre de 2002, Rui Carlos Pinho da Vitória tenía 32 años y su vida había cambiado para siempre. Al día siguiente, el entonces jugador de la tercera división portuguesa en el Alcochetense (distrito de Setúbal), tenía un partido que, obviamente, nunca disputaría.

Dicen que cuando una puerta se cierra, se abre una ventana y así fue en el caso de Rui Vitória. La semana siguiente al fallecimiento de sus padres, después de haber vuelto a los entrenamientos, pero sin haber llegado aún a jugar un partido, recibió dos llamadas para comenzar una nueva vida. Sobre las 9 de la noche de un domingo, recibió la llamada del Vilafranquense, de la segunda división portuguesa (equivalente a 2ªB en España), donde Rui Vitória había sido jugador y capitán durante 9 temporadas; a la media hora, el que llamó fue el club en el que jugaba, el Alcochetense, sin embargo ya era demasiado tarde. El lunes por la tarde haría su último entrenamiento como jugador del Alcochetense y el martes por la mañana el primero como entrenador del Vilafranquense.

En algunas ocasiones, ha recordado Rui la preocupación de su madre sobre su futuro una vez que concluyera su etapa como jugador y la ilusión que tenía porque pudiera ser entrenador. Cuenta en su libro A arte da guerra para treinadores, que en esas primeras semanas como entrenador, lo que más le entristecía era que su madre no le hubiera podido ver sentado en el banquillo, con el clásico brazalete portugués que portan los treinadores.

Rui Vitória con la braçadeira del SL Benfica. Foto: Diário Record

En el Vilafranquense permaneció durante dos temporadas hasta que, con varias propuestas de clubes de segunda división sobre la mesa, apareció el SL Benfica con una oferta para ser entrenador de los juveniles. Rui Vitória, confeso benfiquista, no tenía pensado entrenar en el fútbol base pero la oportunidad de conocer cómo funciona un gran club (su club) desde dentro no se presenta a menudo.

Al cabo de la segunda temporada, deja el Benfica de mutuo acuerdo y vuelve al fútbol senior. El Centro Desportivo Fatima, que había sido segundo en la segunda división, buscaba entrenador cuya misión sería llevar al equipo al primer puesto y ascender así de forma directa. Y Rui cumplió con lo previsto. No obstante, por lo que más se recuerda esa etapa fue por la participación en la Taça de Portugal, donde eliminaron al FC Porto y fueron eliminados por el Sporting únicamente por el valor de doble de los goles fuera de casa. La hazaña llamó la atención del panorama futbolístico portugués y se abrió la puerta de la primera división.

En 2010, Rui Vitória firma con el Paços Ferreira al que coloca en séptimo lugar a final de temporada  y se confirma como un entrenador “copero” alcanzado la final de Copa, donde pierde contra el SL Benfica. Dos años más tarde, en 2013, y entrenando al Vitória de Guimarães, Rui Vitória se tomaría la revancha personal de esta derrota, dando la última puñalada a un Benfica que venía herido tras perder dos títulos en el descuento (1) y conquistaría la primera Taça de Portugal en la historia del Vitória de Guimarães.

Rui Vitoria en una rueda de prensa con el Vitória de Guimarães. Foto: O Minho

En verano de 2015, el entrenador del SL Benfica, Jorge Jesus, dimite para fichar al día siguiente por el otro gran club de la capital, el Sporting de Portugal. Había llegado el momento de Rui Vitória. Trece años después de aquel fatídico sábado de septiembre que cambió para siempre la vida de un joven de la Alverca do Ribatejo, el SL Benfica nombraba a Rui Vitória como entrenador del primer equipo.

En su primera temporada conquistó la Liga y la Taça da Liga pero sobre todo se ganó el reconocimiento de sus rivales. Pep Guardiola, en el libro la Metamorfosis de Marti Perarnau, se refería al Benfica de Rui Vitóica en los siguientes términos:

“Es un equipo digno de Arrigo Sacchi, tienen la mejor organización defensiva de Europa. Pero no es un equipo defensivo. Coloca la la línea muy arriba y presiona sin parar. No deja espacio entre líneas y tiene delanteros muy rápidos. En Alemania, en Inglaterra y en España, la gente no ve la liga portuguesa y por eso, nadie da valor al Benfica, pero es un equipo digno de Sacchi”

Guardiola y Vitória se saludan antes de un partido de Champions. Foto: SLB.com

Recién renovado hasta 2020, en su segunda temporada en el banquillo de Da Luz, lidera la Liga Nós con tres puntos de ventaja sobre el FC Porto a falta de 5 jornadas y jugará la final de la Taça de Portugal el próximo 28 de mayo contra su ex-equipo, el Vitória de Guimarães.

Dicen los que le conocen, que el éxito no le ha cambiado, que es un tipo afable y tranquilo, que nunca olvida el lado humano en el trabajo y sigue siendo amigo de sus amigos. En una entrevista al medio portugués Expresso, Rui Vitória afirmaba que cuando tiene que tomar decisiones piensa: “ya sufriste mucho, de qué vas a tener miedo ahora?”.

La vida nos puede cambiar en cualquier momento, por eso hay que afrontarla como lo hace Rui, sin miedo. Lo que tenga que pasar, que pase. Boa sorte, Rui.

(1) El 11 de mayo de 2013, el Benfica era líder de la Liga portuguesa a falta de dos jornadas y estaba clasificado para la final de la Europa League y de la Taça de Portugal. El sueño del triplete parecía muy cercano a orillas del río Tajo. Sin embargo, en el destino más cruel que se recuerda en tiempos recientes, el SL Benfica pierde contra el FC Porto el 12 de mayo con un gol en el descuento, lo que situó a los portistas líderes a falta de una jornada. No fallarían y dejarían al equipo lisboeta segunda. Tres días después de la derrota en Porto, en la final de la UEFA Europa League, disputada en Amsterdam contra el Chelsea FC, de nuevo en el tiempo de descuento, un cabezazo de Ivanovic arrebata el título europeo de las manos al Benfica. Finalmente, el 26 de mayo en la final de la Taça de la Liga, Rui Vitória se cruza en el camino de equipo de las águilas y gana la final por 2-1, dando el título de Copa al Vitória de Guimarães.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s