Los ídolos de Stoichkov

Pensar en fútbol búlgaro en España es hacerlo principalmente en Hristo Stoichkov. Hristo era pieza fundamental de la selección búlgara que compareció en el Mundial de 1994 y que cosechó la mejor participación del país búlgaro en una Copa del Mundo, llegando hasta semifinales. El entrenador de aquella selección era Dimitar Penev (tío de Lyuboslav que jugó en La Liga (Valencia y Celta) en los 90). Dimitar Penev ya conocía lo que era un Mundial, pues en su época de jugador había participado en los Mundiales de 1966, 1970 y 1974. No ganó ningún partido en esas tres ediciones, aunque estuvo muy cerca de conseguirlo. Concretamente, en el Mundial de México 70.

Embed from Getty Images

Foto: Stoichkov durante el Mundial de 1994 en EE. UU.

Encuadrada en el grupo 4 con Marruecos, Perú y la Alemania de unos jóvenes Beckbahuer y Müller, fue en el primer partido que le enfrentó a Perú donde Bulgaria tuvo muy cerca la victoria.

León, México, a más de 1.800 metros de altitud la selección búlgara debutaba en el campeonato contra la selección peruana que se encontraba conmovida por un terremoto que había sacudido días antes el país andino y en el que habían fallecido más de 50 mil personas. Bulgaria llegó a ir dos a cero por delante en el marcador pero finalmente, sucumbió en la segunda parte ante el empuje del cuadro peruano liderado por un gran Teófilo Cubillas; un futbolista de gran técnica que jugaba por detrás del punta y que aquel día acabaría anotando el dos a tres definitivo.

Embed from Getty Images

Foto: partido entre Perú y Bulgaria del Mundial de 1970

Los goles de la selección búlgara en aquel partido los marcaron Dinko Dermendzhiev y Hristo Bonev. Dermendzhiev y Bonev, al igual Stoichkov años más tarde, nacieron en la ciudad de Plovdiv, la segunda ciudad más poblada del país y a tan sólo 150 kilómetros de la capital, Sofía.

Dinko Dermendzhiev era un extremo zurdo con mucha velocidad y que creaba muchos quebraderos de cabeza al lateral rival. Disputó sus 19 temporadas como jugador profesional en el mismo equipo, el PFC Botev Plovdiv, donde consiguió ganar la segunda y, por ahora, última liga del club en 1967 y por supuesto, es uno de los ídolos de la afición. Además como curiosidad, el único gol que Dinko marcó en un Mundial (contra Perú en el 70) fue el día de su cumpleaños, el 2 de junio.

Embed from Getty Images

Foto: Dinko Dermendzhiev

Hristo Bonev es más conocido en el mundo del fútbol. Es el segundo máximo goleador de la selección búlgara con 48 goles, únicamente superado por Dimitar Berbatov. Sin embargo, no era un delantero centro al uso y prefería jugar con un punta por delante y entrar desde atrás aprovechando los espacios generados por el delantero. Hristo pasó la mayoría de su carrera en el Lokomotiv de Plovdiv dividida en dos etapas, con un paso esporádico por el CSKA de Sofía. En su trayectoria en el Lokomotiv durante más de 14 temporadas, disputó más de 400 partidos y marcó casi 200 goles, lo que le han llevado a ser el jugador más importante en la historia del club.

Embed from Getty Images

Foto: Hristo Bonev en el centro de la imagen

Siempre a la sombra del CSKA de Sofía, ahora los dos clubes de Plovdiv se mueven por la zona media de la liga búlgara, que domina desde el 2012 el Ludogorets Razgrad. Mientras tanto, Hristo y Dinko se mantienen como los ídolos de la ciudad y como los referentes con los crecieron la generación gloriosa búlgara del 94. Stoichkov alguna vez soñó con ser Bonev.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s